Mejores taladros Stanley del mercado

Los taladros Stanley son la herramienta eléctrica más versátil y práctica. Tanto por usuarios profesionales como por aficionados y aficionadas al bricolaje y las reparaciones y reformas del hogar. Esto se debe a que son muchas las tareas que requieren de un taladro para llevarlas a cabo.

Desde agujerear cualquier material como para atornillar y muchas más tareas con cambiar el accesorio son mucho más fáciles de hacer si se cuenta con un taladro bueno y de calidad. Pero no todos los taladros Stanley son iguales, ni van igual de bien en todos los materiales ni tampoco son los más adecuados para todo tipo de usos. Por eso hemos elaborado la guía comparativa más completa de los mejores taladros Stanley del mercado.

Taladro Stanley
Taladro Stanley

Hemos tenido en cuenta varios aspectos como la potencia, la marca y los accesorios para que puedas escoger el taladro que mejor se ajuste a tus necesidades.

Por este motivo podemos ver cuales son las características y funcionalidades más importantes a considerar a la hora de elegir el mejor taladro Stanley del mercado.

Lista de taladros Stanley más vendidos

RebajasBestseller No. 1
STANLEY FATMAX FMC625D2-QW - Taladro percutor 18V, 27.200 ipm, con 2 baterías de litio 2Ah y maletín, Color Negro / Amarillo
STANLEY FATMAX FMC625D2-QW - Taladro percutor 18V, 27.200 ipm, con 2 baterías de litio 2Ah y maletín, Color Negro / Amarillo
Incluye: 2 baterías de litio de 2Ah, cargador, gancho para cinturón y maletín
134,59 EUR
RebajasBestseller No. 2
Stanley FATMAX SFMCD721D2K-QW - Taladro percutor sin cable 18V, Motor sin escobillas, Incluye maletín, 2 baterías 2Ah y cargador
Stanley FATMAX SFMCD721D2K-QW - Taladro percutor sin cable 18V, Motor sin escobillas, Incluye maletín, 2 baterías 2Ah y cargador
Acción percutora para trabajos en mampostería y hormigón; Incluye: 2 baterías V20 Li-Ion 18V 2Ah, cargador 2A y maletín
189,95 EUR
Bestseller No. 3
STANLEY FATMAX FMCK625D2F-QW - Taladro percutor 18V, 27.200 ipm, con 2 baterías de litio 2Ah, set de 50 acc y maletín de aluminio
STANLEY FATMAX FMCK625D2F-QW - Taladro percutor 18V, 27.200 ipm, con 2 baterías de litio 2Ah, set de 50 acc y maletín de aluminio
Paquete de 50 accesorios en un maletín de aluminio; Taladro percutor con 2 baterías de litio de 18 V
209,00 EUR
RebajasBestseller No. 4
STANLEY SFMCD720D2K-QW Taladro Atornillador V20 LI-Ion 18V BRUSHLESS con 2 BATERÍAS DE 2Ah, Cargador Y MALETÍN
STANLEY SFMCD720D2K-QW Taladro Atornillador V20 LI-Ion 18V BRUSHLESS con 2 BATERÍAS DE 2Ah, Cargador Y MALETÍN
Indicador con estado de carga de la batería; Incluye: 2 baterías V20 Li-Ion 18V 2Ah, cargador 2A y maletín
183,41 EUR
Bestseller No. 5
STANLEY SFMCD721B-XJ Taladro PERCUTOR V20 LI-Ion 18V BRUSHLESS SIN Cargador/BATERÍA
STANLEY SFMCD721B-XJ Taladro PERCUTOR V20 LI-Ion 18V BRUSHLESS SIN Cargador/BATERÍA
Acción percutora para trabajos en mampostería y hormigón
109,13 EUR
Bestseller No. 8
STANLEY FATMAX SFMCD715D2K-QW - TALADRO PERCUTOR V20 LI-ION 18V BRUSHLESS CON 2 BATERÍAS 2Ah, CARGADOR Y MALETÍN
STANLEY FATMAX SFMCD715D2K-QW - TALADRO PERCUTOR V20 LI-ION 18V BRUSHLESS CON 2 BATERÍAS 2Ah, CARGADOR Y MALETÍN
Acción percutora para trabajos en mampostería y hormigón; Incluye: 2 baterías V20 Li-Ion 18V 2Ah, cargador 2A y maletín
164,00 EUR
Bestseller No. 9
STANLEY FATMAX FMCD900M2T-QW - Martillo percutor Brushless SDS Plus 18V, 1.5 J, con 2 baterías de litio 4Ah, y maletín TSTAK
STANLEY FATMAX FMCD900M2T-QW - Martillo percutor Brushless SDS Plus 18V, 1.5 J, con 2 baterías de litio 4Ah, y maletín TSTAK
Porta brocas SDS Plus con ajuste automático sin llave.; Motor Brushless (sin escobillas) que proporciona mayor potencia y autonomía.
276,93 EUR
RebajasBestseller No. 10
STANLEY FATMAX FME1250K-QS - Martillo percutor SDS Plus 1.250W, 3.5J, incluye maletín
STANLEY FATMAX FME1250K-QS - Martillo percutor SDS Plus 1.250W, 3.5J, incluye maletín
Capacidad máxima de perforación en madera 40 mm, en metal 13 mm y en mampostería 32 mm.
154,04 EUR

Comparativa de los mejores taladros Stanley

STANLEY FATMAX FMCK461C2-QW

STANLEY FATMAX FMCK461C2-QW - Taladro percutor y atornillador de impacto 18V con 2 baterías de litio 1.3Ah y bolsa de transporte
  • Taladro percutor a batería 18V con porta brocas 13 mm de una anilla con bloqueo automático del eje y motor de 2 velocidades.
  • Acción percutora de 27.200 ipm (impactos por minuto) ideal para aplicaciones en mampostería.
  • Capacidad máxima de perforación en madera 38 mm, en metal 13 mm, y en mampostería 13 mm.
  • Llave de impacto a batería con porta brocas hexagonal sin llave de 6.35mm, par de apriete máximo 180Nm y 3.100 ipm (impactos por minuto).
  • El kit de taladro percutor y atornillador de impacto también incluye: 2 baterías de litio 18V de 1.3Ah, cargador y bolsa de transporte.
Ventajas
  • Taladro percutor a batería
  • Potencia de 18V
  • Porta brocas 13 mm
  • Motor de 2 velocidades.
  • Acción percutora de 27.200 ipm
  • Par de apriete máximo de 180Nm
Inconvenientes
  • Es un kit que incluye 2 baterías, cargador y bolsa de transporte

STANLEY FATMAX FMC625D2-QW

Rebajas
STANLEY FATMAX FMC625D2-QW - Taladro percutor 18V, 27.200 ipm, con 2 baterías de litio 2Ah y maletín, Color Negro / Amarillo
  • Taladro percutor a batería 18V con porta brocas sin llave de 13mm con bloqueo automático para un cambio fácil y rápido de los accesorios
  • Motor con 2 velocidades variables de 0-400 / 0-1.600 rpm para mayor control y precisión tanto en tareas de perforación como tareas de atornillado
  • Acción percutora de 27.200 ipm (impactos por minuto) ideal para aplicaciones en mampostería y hormigón
  • Capacidad máxima de perforación en madera de 38 mm, en metal 13 mm y en mampostería 13 mm
  • Incluye: 2 baterías de litio de 2Ah, cargador, gancho para cinturón y maletín
Ventajas
  • Taladro percutor a batería
  • Potencia 18V
  • Porta brocas sin llave de hasta 13mm
  • Bloqueo automático
  • 2 velocidades variables de hasta 1.600 rpm
  • Función percutora de 27.200 ipm
Inconvenientes
  • Batería de poca capacidad

Stanley SFMCD721D2K-QW

Rebajas
Stanley FATMAX SFMCD721D2K-QW - Taladro percutor sin cable 18V, Motor sin escobillas, Incluye maletín, 2 baterías 2Ah y cargador
  • Potente motor sin escobillas que ofrece más potencia y autonomía. Par máximo de 80Nm para tareas exigentes de atornillado
  • Diseño compacto, robusto y ergonómico con 14 posiciones de par de apriete para mayor control en tareas de atornillado y luz LED integrada
  • Acción percutora para trabajos en mampostería y hormigón
  • Portabrocas 13mm metálico para mayor resistencia y durabilidad. Dispone de 2 velocidades variables
  • Incluye: 2 baterías V20 Li-Ion 18V 2Ah, cargador 2A y maletín
Ventajas
  • Batería de iones de litio de 20 v
  • Motor sin escobillas
  • Velocidad de hasta 2.000 rpm
  • Par máximo de 57 Nm
  • Indicador de batería
  • Dos velocidades
  • Luz Led
  • Porta puntas sin llave
Inconvenientes
  • Solo incluye una batería

STANLEY FATMAX FMC600D2-QW

STANLEY FATMAX FMC600D2-QW - Taladro atornillador 18V con 2 baterías de litio de 2Ah y maletín
  • Taladro atornillador a batería 18V con porta brocas sin llave de 13mm y bloqueo automático para un cambio fácil y rápido de los accesorios.
  • Fuerza par máxima de 49.6 Nm y embrague con 22 posiciones de par de apriete para mayor control y precisión en las tareas de atornillado.
  • Motor con 2 velocidades variables 0-400/0-1.600 rpm para mayor control y precisión tanto en tareas de perforación como tareas de atornillado.
  • Capacidad máxima de perforación en madera 38 mm y en metal 13 mm.
  • Incluye: 2 baterías de litio 18V de 2Ah, cargador, gancho para cinturon y maletín.
Ventajas
  • Taladro atornillador
  • Potencia de 18V
  • Diseño compacto y ergonómico
  • Empuñadura antideslizante
  • Portabrocas sin llave de hasta 13
  • Motor con 2 velocidades variables
  • Luz LED
  • Embrague con 22 posiciones de par
Inconvenientes
  • No incluye brocas

Stanley SFMCD720D2K-QW

Rebajas
STANLEY SFMCD720D2K-QW Taladro Atornillador V20 LI-Ion 18V BRUSHLESS con 2 BATERÍAS DE 2Ah, Cargador Y MALETÍN
  • Potente motor sin escobillas que ofrece más potencia y autonomía. Par máximo de 80Nm para tareas exigentes de atornillado
  • Diseño compacto, robusto y ergonómico con 14 posiciones de par de apriete para mayor control en tareas de atornillado y luz LED integrada
  • Portabrocas 13mm metálico para mayor resistencia y durabilidad. Dispone de 2 velocidades variables
  • Indicador con estado de carga de la batería
  • Incluye: 2 baterías V20 Li-Ion 18V 2Ah, cargador 2A y maletín
Ventajas
  • Batería mejorada sin efecto memoria
  • Batería de iones de litio V20
  • Motor sin escobillas
  • Velocidad ajustable de hasta 1.500 rpm
  • Par máximo de 57 Nm
  • Mantenimiento reducido
  • Indicador de la carga de la batería
  • Luz LED
  • Porta brocas sin llave
Inconvenientes
  • Precio elevado

Guía de compra del mejor taladro Stanley

Antes de ver las principales características de los mejores taladros Stanley, es importante tener claro el uso que le vamos a dar. No es lo mismo un taladro para un uso de forma esporádica en el hogar, como puede ser para colgar un cuadro o aplique, que si se va a utilizar para trabajos profesionales más intensivos.

Si queremos un taladro Stanley para un uso doméstico o para bricolaje ocasional, podemos decir que con un taladro con una potencia de unos 500 W sería más que suficiente. De igual modo tampoco necesitaremos que contenga muchos accesorios.

Si por el contrario va a ser una herramienta de uso continuado y en todo tipo de materiales, es aconsejable comprar un taladro de calidad profesional. Los taladros Stanley de mejor calidad tienen una potencia mayor y cuentan con funcionalidades para diferentes tareas y todo tipo de trabajos.

Cable o batería

Los taladros Stanley a batería se están popularizando en los últimos tiempos. En gran parte a las últimas mejoras e innovaciones llevadas a cabo en el campo de las baterías para taladros Stanley.

Gracias a estos avances, se ha conseguido alargar la duración y potencia de la misma. No obstante, para según qué tipos de trabajos siguen siendo más adecuados los taladros Stanley con cable de siempre. Los taladros Stanley con cable suelen ofrecer una mayor potencia y par de giro. Esto los hace más adecuados para aquellas tareas o trabajos en superficies más duras como podría ser el hormigón, por ejemplo.

Pese a su principal inconveniente qué es el hecho de necesitar una conexión cercana a la luz. Por otro lado, no tendremos que recargar la batería ni preocuparnos de si va a durar hasta la realización del trabajo.

Como contrapartida, los taladros Stanley de cable tienen un tamaño mayor y suelen ser más pesados que los taladros Stanley atornilladores. En cambio, los taladros Stanley a batería atornilladores en cambio tienen un diseño más ergonómico y son mucho más manejables.

Esto nos permite trabajar en cualquier posición y también en zonas de difícil acceso gracias a su tamaño más compacto. Además no tendremos que preocuparnos por tener un enchufe cerca ni nos estorbara el cable al trabajar.

Ventajas

La principal ventaja es que los taladros Stanley a batería es que casi todos cuentan con un selector de velocidad ajustable. Según cada tarea o material con el que estamos trabajando. Esta función es muy útil y permite conseguir mejores resultados. En comparación con los taladros Stanley que no disponen de selector de velocidad.

La característica más importante a tener en cuenta a la hora de elegir el mejor taladro atornilladores, es la capacidad de las baterías y el tiempo de autonomía. Aunque es muy difícil determinar exactamente la autonomía de la batería del taladro. Esto es porque dependerá del tipo de tarea que estemos haciendo.

La capacidad de la batería es el dato a considerar. Por otro lado, si queremos comprar un taladro para un uso ocasional, es mejor comprar un taladro convencional Stanley. Esto es así porque si no cargamos las baterías, estas estarán descargadas cuando vayamos a utilizar el taladro.

Potencia del taladro

Lo primero que tendremos que considerar es la potencia de un taladro vendrá determinada en función de si se trata de un taladro Stanley de un taladro a batería. Los taladros Stanley expresan la potencia en vatios. Y los atornilladores, en voltios.

Además hasta día de hoy los taladros Stanley a batería disponen de una potencia menor lo que no los hace adecuados para perforar los materiales más duros. Se podría decir, que la potencia mínima que debe desarrollar un taladro, aunque sea para un uso doméstico, es de unos 400 vatios. Con una potencia inferior no sería aconsejable comprar un taladro ya que le faltará potencia para taladrar según que materiales más duros y estaríamos forzando demasiado el taladro.

Para un uso para bricolaje o pequeñas reformas, tendríamos que mirar un taladro Stanley de entre 500 y 800 vatios de potencia. Con esta potencia tendremos un taladro lo suficientemente potente. Tanto para todas nuestras tareas de bricolaje y pequeñas reformas en el hogar y al mismo tiempo poder llevar a cabo cualquier tipo de trabajo.

Pero si buscamos un taladro profesional Stanley para un uso intensivo diario, debemos fijarnos en aquellos modelos con una potencia superior a los 800 W. Y con características y funcionalidades aptas para un uso profesional como pueden ser la opción de perforar con percutor.

Percutor

El percutor en un taladro Stanley es un sistema mediante el cual, el mandril o porta brocas se desplaza hacia delante y hacia detrás para martillear al mismo tiempo que perfora. Este movimiento ayuda a la broca a perforar superficies extra duras como el hormigón de una forma mucho más fácil, cómoda y rápida.

Cada impacto que produce el percutor son los que ayudan a que no haya superficie que se resista al taladro percutor. Esta característica es muy apreciada e incluso necesaria para los profesionales que se enfrentan habitualmente a materiales de extrema dureza.

Pero dicho esto, la diferencia de precio puede no ser tan grande entre un modelo de taladro percutor Stanley y otro sin esta característica por lo que también puede ser una opción interesante para un uso doméstico ya que gracias al percutor el taladro perfora más rápidamente y por lo tanto no se ve tan forzado.

Velocidades

Al hablar de la velocidad de giro del taladro Stanley resulta clave poder ajustarla a la conveniencia del material que se vaya a perforar o trabajar. La velocidad de giro se mide en revoluciones y dependerá del tipo de material y la tarea ajustarla para conseguir los mejores resultados posibles.

Igualmente, al empezar a taladrar es aconsejable empezar a pocas revoluciones hasta que se haga una muesca en la pared o en el material que permita subir la velocidad de giro sin que la broca se salga del agujero y consigamos hacer un agujero completamente recto.

Pero también si estamos trabajando con metal o utilizando la función atornilladora del taladro Stanley, conviene empezar a bajas revoluciones. Para controlar la velocidad de giro, algunos taladros Stanley cuentan con un gatillo el cual en función de la presión ejercida regula la velocidad de giro de la broca.

En algunos taladros Stanley profesionales o con mejores características podemos encontrar posiciones o marchas pre seleccionables mediante las cuales el taladro ajusta la velocidad de giro y la potencia empleada para tener un mayor control sobre el agujero que se esté llevando a cabo. Esta función es más común entre los taladros Stanley a batería ya que incorporan la función de atornillar y por lo tanto necesita de varias velocidades.

Otras características a tener en cuenta

El freno automático de un taladro no es más que un sistema mediante el cual se interrumpe la rotación del portabrocas y la broca automáticamente al dejar de pulsar el gatillo accionador. Esta característica está presente en todos los modelos de taladros Stanley sin cable mientras que en los taladros Stanley convencionales, al dejar de presionar el gatillo, la broca deja de recibir corriente pero no se detiene automáticamente ni de forma tan rápida.

Accesorios

Son muchos los accesorios que se pueden acoplar a un taladro Stanley independientemente de si es atornilladores o Stanley o del sistema de brocas utilizado. Uno de los más comunes y que incluyen todos los taladros Stanley es una empuñadura adicional.

Aunque pueda ser un accesorio muy simple, esta empuñadura va a facilitar enormemente la forma de utilizar el taladro y de manejarlo al mismo tiempo que reduce la fatiga producida por las vibraciones del taladro.

Pero si hay un accesorio que no pueden faltar en un taladro, es un juego de brocas y de puntas atornilladores. De nada servirá comprar un taladro, llegar a casa, y darse cuenta que no tenemos ninguna broca.

Prácticamente todos los taladros Stanley incluyen un completo juego de brocas de los principales tamaños y para materiales como hierro, pared o madera. Así mismo si el taladro también tiene función atornilladora, debería incluir un juego de puntas para las medidas y formas de tornillos más utilizadas.

Peso y ergonomía

Generalmente, un taladro es una herramienta pesada. El peso varía mucho en función del modelo y el tamaño pero por ligero que sea, al llevar un rato trabajando con un taladro, se hace pesado. Motivo por el cual es importante que tenga un mango o una forma de agarre ergonómica que facilite su uso.

Prácticamente todos los modelos del mercado tienen una agarradera totalmente ergonómica y se adapta a la perfección a la posición de la mano para trabajar con el taladro.

Sistema de broca

Cuando compremos un taladro tenemos que fijarnos en el tipo de broca que utiliza. Es posible que nos encontremos que las brocas que teníamos no se adapten a la nueva herramienta. Entre los diferentes tipos de broca más utilizados serían las brocas convencionales, las SDS y las SDS-Plus.

La ventaja de las brocas SDS es que son muy fáciles de cambiar en un solo movimiento. Pero hay que tener en cuenta que no sirven para la mayoría de taladros Stanley. No hay diferencia en cuanto a los resultados obtenidos con el taladro, pero influirá sobre el tipo de taladro que podemos utilizar. Por eso conviene asegurar que sabemos que broca utiliza el taladro.

Controles

Todos los taladros Stanley del mercado tienen unos controles sencillos y fáciles de utilizar. Pero actualmente podemos encontrar controles digitales. Esta innovación favorece seleccionar el rendimiento y de la potencia mucho más precisa. Esto conviene tenerlo en cuenta si eres de las personas que le gusta el bricolaje con el taladro a menudo.

Resulta mucho más cómodo y preciso contar con unos controles digitales. Pero es una opción de los taladros Stanley de gama alta. Por eso, dependerá de tus preferencias y de tu presupuesto.

Marca y garantía Stanley

Este es un punto especialmente importante. Para que un taladro cumpla con su función correctamente y además dure por mucho tiempo es importante que el fabricante o la marca ofrezca garantía y servicio técnico. Y que se haga responsable de posibles averías o recambios.

Como se trata de una herramienta eléctrica con muchas piezas, engranajes y mecanismos es susceptible de necesitar algún recambio que por unos pocos euros podamos recuperar la funcionalidad del taladro.

Podemos comprar taladros Stanley profesionales en el mercado por menos de 60 euros. Pero a excepción de que sea una super oferta o liquidación de stock, lo más probable es que se trate de un taladro de baja calidad. Las piezas igualmente de mala calidad que no va a durar nada por poco uso que le demos.

No hace falta gastarse un dineral para comprar el mejor taladro. Sobre todo si no le vamos a sacar partido, sino comprar un taladro de una marca reconocida. Así podemos confiar en que dispone de un servicio técnico y garantía de todos sus productos.

Precio de los mejores taladros Stanley

El precio es una forma de poder clasificar los distintos niveles de calidad en el sector de los taladros Stanley. Puede que no sea exactamente la mejor medida, nos dará una idea muy aproximada de la calidad, características y funcionalidades del taladro. Como pasa con todas las herramientas eléctricas podemos encontrar una variedad inmensa de rangos de precios.

Algunos por debajo de los 30 e incluso los 20 euros y otros que pueden llegar a costar más de mil euros. Por supuesto no son iguales ni nos van a permitir realizar las mismas tareas. Por ese motivo es muy importante tener claro para qué vamos a utilizar el taladro y la frecuencia de uso.

Podría parecer que el más barato es el adecuado para un uso puntual en el hogar, esto no siempre es así. Según nuestra experiencia, estos tipos de taladros de marcas totalmente desconocidas y a precios claramente por debajo de la media, suelen contener piezas de mala calidad.

Siempre recomendamos invertir un poco más de dinero, en torno a unos 40-50 euros y comprar un taladro barato de una marca más conocida y que nos ofrezca garantía.